Primun Non Nocere (parte II)

(…)Entramos para revisarle la cabeza. A causa del impacto se había hecho un corte bastante profundo que necesito varios puntos de sutura. Más tarde supe que el conductor de la ambulancia estaba bien. Se fracturo la pierna, que le había quedado atrapada en el abollado frente del vehículo. Rafael lo había sacado  prácticamente a cuestasSigue leyendo “Primun Non Nocere (parte II)”

A que forme parte del consorcio

Papeles. Papeles sueltos. Papeles sueltos y abollados. Papeles sueltos, abollados y rotos. Me rodean papeles que arranco con bronca del troquelado, como si fueran hojas de papel higiénico, o los números que se sacan para comprar en algunos negocios, o los pellejos al costado de las uñas cuando el clima se pone seco. Las arrancoSigue leyendo “A que forme parte del consorcio”

La gota trae la piedra

Se mira las uñas, desde hace varias horas, está ahí, abollada en el sofá, las piernas dobladas sobre el pecho, y las manos enfrentándole los ojos, alzando alternativamente la izquierda y la derecha, mientras la otra se entretiene destejiendo el borde del sweter. El problema del cambio de roles es que la surda no esSigue leyendo “La gota trae la piedra”