El que se marcha en direcciones opuestas.

El otro mira desde la vereda de enfrente, la sangre en el ojo, la mueca de asco, el pensamiento clavado en la duda. Mira sin saber qué hacer, quizás ya tuvo demasiado, los cristales rotos desparramados en el pavimento el bem-bem de una alarma que se repite y hace eco, el reflejo tornasol del aceite … Sigue leyendo El que se marcha en direcciones opuestas.