Nada contra que chocar

“Como se reían”, escribía en una de sus novelas Cesar Aira. Se reían de lo que él decía con seriedad, de los temas de sus historias, de sus diálogos. Y eso lo atormentaba, puesto que no era su intención hacer reír a nadie. Sin embargo, las situaciones cotidianas transformadas en sátiras hilarantes hacían que susSigue leyendo “Nada contra que chocar”

Esos no son todos los vicios

“Pero la ciudad grita porque es ciudad. Yo no inventé la ciudad. Ni mucho menos los gritos. Yo soy un buen tipo. A lo sumo, tengo salidas raras. La gente tiene más vicios.” Cierto día escuche que una gran canción debería estar compuesta únicamente de estribillos. Una misma serie de oraciones explosivas, rítmicas, pegadizas, repetidasSigue leyendo “Esos no son todos los vicios”