About me

Yo no escribo para que sepas que hay una mujer en una habitación sin ventanas, comiendo galletitas de un paquete húmedo. Yo escribo para que escuches el ruido que hacen sus muelas masticando, para que sientas que tiene los pies helados, los ojos chinos, acostumbrados a la oscuridad. Escribo para que sientas en tu boca el gusto horrible de esas galletitas viejas, para que sientas sed junto con ella, y también su miedo, su soledad. Yo no te quiero informar, te quiero desarmar.

Natalia Amendolaro (Buenos Aires, 1990).

Periodista. Comunicadora. Escritora de servilletas. Vive en un pueblo de montaña, con su gata Olivia, 632 libros y 14 plantas de interior. Autora de Resultó que éramos libres, escribe asiduamente en revistas culturales. Algún día le gustaría escribir una novela, mientras tanto sigue practicando.

A %d blogueros les gusta esto: