Ginsberg, Howl y ‘el mal a quien mal piensa’

¿Qué esfinge de cemento y aluminio abrió sus cráneos y devoró sus cerebros y su imaginación?
¡Moloch! ¡Soledad! ¡Inmundicia! ¡Ceniceros y dólares inalcanzables! ¡Niños gritando bajo las escaleras! ¡Muchachos sollozando en ejércitos! ¡Ancianos llorando en los parques!
¡Moloch! ¡Moloch! ¡Pesadilla de Moloch! ¡Moloch el sin amor! ¡Moloch mental! ¡Moloch el pesado juez de los hombres!
¡Moloch la prisión incomprensible! ¡Moloch la desalmada cárcel de tibias cruzadas y congreso de tristezas! ¡Moloch cuyos edificios son juicio! ¡Moloch la vasta piedra de la guerra! ¡Moloch los pasmados gobiernos!

Cuando, en 1957, Allen Ginsberg publica Aullido (Howl), es duramente censurado por obscenidad y llevado a juicio. Durante el proceso legal, la defensa argumentó basándose en la historia de Baudelaire y Whitman; en la incapacidad de saber, en el tiempo presente, el valor literario que ese libro podría llegar a alcanzar; en lo absurdo que resulta juzgar un registro de lenguaje solo porque (como alegaba la acusación) el “lector común” fuera incapaz de comprenderlo o soportarlo.

La homosexualidad en el arte, a propósito de Aullido y otros ...

¿Qué, o quién, es un lector común?: aquel que no posee conocimientos específicos que lo conviertan en un lector especializado; aquel que no tiene estudios literarios; aquel que no acostumbra a leer determinado tipo de obras. No, en el juicio contra Ginsberg, un lector común es el que se horroriza con el vocabulario que él usa, sin poder soportar que un significante duro tenga, a su vez, un tono duro.

Vi las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura, hambrientas histéricas desnudas,
arrastrándose por las calles de los negros al amanecer en busca de un colérico pinchazo(…)

A pesar de todos los artilugios conservadores del demandante, al último aliento de la defensa (“¡Let there be light!”) devino un hermoso discurso de entendimiento e inclusividad por parte del juez, quien dio a entender que no dependía del autor que las masas comprendieran su lenguaje, que éste solo debía servir al personaje, y cerró el caso citando en latín: “El mal a quien mal piensa”.

El aullido | Doblaje Wiki | Fandom

En 2010 salió la película “Howl”, basada en entrevistas al propio Ginsberg y material del juicio. Con James Franco de protagonista, el film retrata el proceso creativo de Allen, el contexto en el que vivió reprimiendo su propia naturaleza, la soledad, la libertad, el amor a Kerouac, la educación sentimental que vive a su lado, el tiempo del manicomio, su amistad con Carl Sálomon, la historia de su madre y la forma en que su poesía se convierte en Aullidos de reclamo y pasión.

“Nadie se escandaliza por los sentimientos”, dice Allen al mismo tiempo que grita denunciando los horrores de la sociedad norteamericana de fines de los 50′; aullidos por la libertad de ser y amar, de valorar la belleza de la vida tal cual es, en toda su imperfecta y horrible descomposición.

Nota A Pie De Página Para “Aullido”
¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo!
¡El mundo es santo! ¡El alma es santa! ¡La piel es santa! ¡La nariz es santa! ¡La lengua y la verga y la mano y el agujero del culo son santos!
¡Todo es santo! ¡todos son santos! ¡todos los lugares son santos! ¡todo día está en la eternidad! ¡Todo hombre es un ángel!
¡El vago es tan santo como el serafín! ¡el demente es tan santo como tú mi alma eres santa!
¡La máquina de escribir es santa el poema es santo la voz es santa los oyentes son santos el éxtasis es santo!
¡Santo Peter santo Allen santo Solomon santo Lucien santo Kerouac santo Huncke santo Burroughs santo Cassady santos los desconocidos locos y sufrientes mendigos santos los horribles ángeles humanos!
¡Santa mi madre en la casa de locos! ¡Santas las vergas de los abuelos de Kansas!

¡Santo el gimiente saxofón! ¡Santo el apocalipsis del bop! ¡Santas las bandas de jazz marihuana hipsters paz peyote pipas y baterías!
¡Santa las soledades de los rascacielos y pavimentos! ¡Santas las cafeterías llenas con los millones! ¡Santos los misteriosos ríos de lágrimas bajo las calles!
¡Santo el argonauta solitario! ¡Santo el vasto cordero de la clase media! ¡Santos los pastores locos de la rebelión! ¡Quien goza Los Ángeles es Los Ángeles!
¡Santa New York santa San Francisco santa Peoria & Seattle santa París santa Tánger santa Moscú santa Estambul!
¡Santo el tiempo en la eternidad santa eternidad en el tiempo santos los relojes en el espacio la cuarta dimensión santa la quinta Internacional santo el ángel en Moloch!
¡Santo el mar santo el desierto santa la vía férrea santa la locomotora santas las visiones santas las alucinaciones santos los milagros santo el globo ocular santo el abismo!
¡Santo perdón! ¡compasión! ¡caridad! ¡fe! ¡Santos! ¡Nosotros! ¡cuerpos! ¡sufriendo! ¡magnanimidad!
¡Santa la sobrenatural extra brillante inteligente bondad del alma!

 

Publicado por Natalia Amendolaro

Buenos Aires, Argentina. 1990 Lectora voraz. Escritora de servilletas. Periodista cultural. Autora del blog Escriarte y del libro "Resultó que éramos libres" Colabora en la revista Liberoamerica, Sonámbula y el portal de noticias Realidad Sanmartinense. En la búsqueda permanente de nuevas formas de unir arte con palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: